El día Mundial del Medio Ambiente se celebra el 5 de junio. En 2018, la India ha sido el país escogido para celebrar dicho Día Internacional con el lema #Sincontaminacion por pláticos. 

La campaña insta a los gobiernos, la industria, las comunidades y las personas a unirse para reducir urgentemente la producción y el uso excesivo de plásticos desechables que contaminan nuestros océanos, dañan la vida marina y amenazan la salud humana.

El día Mundial del Medio Ambiente tiene lugar el 8 de junio. Las Naciones Unidas recuerda a todo el mundo el gran papel que los océanos juegan en nuestras vidas. Son los pulmones de nuestro planeta, que generan la mayoría del oxígeno que respiramos. Asimismo, sirve para concienciar a la opinión pública sobre las consecuencias que la actividad humana tiene para los océanos y para poner en marcha un movimiento mundial ciudadano a favor de los océanos. Este día quiere movilizar y unir a la población mundial entorno al objetivo de la gestión sostenible de los océanos, que son una fuente importante de alimentos y medicinas y una parte esencial de la biosfera. En deninitiva, esta celebración es un buen motivo para celebrar juntos la belleza, la riqueza y el potencial de los océanos.

En 2018, bajo el lema «Limpiemos nuestros océanos», la celebración gira en torno a iniciativas para prevenir la contaminación por plástico y proponer soluciones para unos océanos más limpios.

La polución por plástico está causando enormes daños a nuestros recursos marinos; entre otros:

  • El 80 % de la contaminación en los océanos está causada por los seres humanos.
  • 8 millones de toneladas de plástico al año acaba en nuestros océanos, causando estragos en la vida silvestre, la pesca y el turismo.
  • La contaminación por plástico está costando a nuestros océanos la vida de un millón de aves marinas y de 100 000 mamíferos marinos al año.
  • Los peces comen el plástico de los océanos y nosotros nos comemos después estos peces.
  • El plástico genera gastos de 8000 millones de dólares en daños a nuestro ecosistema marino, cada año.

El día Mundial de la Nutrición tiene lugar el 28 de mayo, y entre sus objetivos está el promulgar unos hábitos alimenticios saludables, evitando caer en el gran número de alimentos y bebidas autodenominadas “Light”, que en muchos casos son más perjudiciales que otras alternativas más naturales y con mayor respecto ambiental.

Entre estas bebidas, Aeopas promociona el consumo de agua de grifo, puesto que cualquier dieta equilibrada la incluye y, al ser de grifo, es altamente respetuosa con la conservación medioambiental, pues no necesita de envases de plástico ni consumir combustibles fósiles para su reparto.

El Día Internacional de la Madre Tierra se celebra cada año el 22 de abril. «Madre Tierra» es una expresión común utilizada para referirse al planeta Tierra en diversos países y regiones, lo que demuestra la interdependencia existente entre los seres humanos, las demás especies vivas y el planeta que todos habitamos.

La Tierra y sus ecosistemas son nuestro hogar. Para alcanzar un justo equilibrio entre las necesidades económicas, sociales y ambientales de las generaciones presentes y futuras, es necesario promover la armonía con la naturaleza y el planeta.

Celebramos el Día Internacional de la Madre Tierra para recordar que el planeta y sus ecosistemas nos dan la vida y el sustento. Con este día, asumimos, además, la responsabilidad colectiva, como nos recordaba la Declaración de Río de 1992, de fomentar esta armonía con la naturaleza y la Madre Tierra.

El 21 de mayo se celebra el Día Europeo de la Red Natura 2000. Esta red alberga a más de 27 mil espacios protegidos en Europa, donde se realizan grandes esfuerzos por mantener un convivencia adecuada entre los valores ambientales y los aprovechamientos económicos y las actividades culturales y/o de ocio que en ellos se desarrollan. 

Por esta razón, Aeopas lanza también este día su mensaje en favor del agua de grifo, con la intención clara de reducir los residuos plásticos en los espacios de mayor sensibilidad ambiental, pero también para evitar el incremento de los gases de efecto invernadero que se generan con la distribución de bebidas embotelladas.